Imagen aprender inglés de forma divertida

Si te diviertes, aprenderás inglés más rápido

Cuando pensamos en estudiar, normalmente lo primero que se nos viene a la cabeza son esas sesudas sesiones de estudio en nuestra casa, en la biblioteca o en el mismo aula; por suerte, hace ya tiempo que está demostrado que llevar a cabo el aprendizaje de una actividad que nos resulte entretenida y amena nos ayudará a retener los conocimientos. Concretamente, en el caso del aprendizaje de idiomas como el inglés, esto constituye la clave de buena parte de nuestra mejora en el idioma.

No es casualidad que las academias de inglés estén incorporando nuevos métodos, muchos de ellos que potencien la interacción, en sus sistemas de aprendizaje; los resultados entre los alumnos, al tomarse las lecciones como un proceso divertido y para nada aburrido, son evidentes. Y es que la actitud con la que afrontamos el aprendizaje tiene un gran impacto en cómo retenemos los conceptos, eso sin tener en cuenta las propiedades mnemotécnicas que ofrece el desarrollo de ciertos tipos de actividades.

Imagen aprender inglés de forma divertida

Las charlas y los debates de grupo son una excelente manera de ponerse en situaciones cotidianas, descubrir cuáles son nuestras fallas en el uso oral de la lengua y aprender a ganar fluidez en un entorno dentro de nuestra zona de confort, donde se aprende junto a personas de comparten nuestro mismo nivel en la lengua. Además, resulta muy divertido e interesante tratar temas de actualidad o que den pie a opiniones diferenciadas.

Otra actividad que da excelentes resultados es conocer la lengua anglosajona a través de la música. Las letras de esas melodías que conocemos pero de las cuales no hemos descifrado su significado real nos ayudarán a aprender nuevo vocabulario, a entrenar el oído para detectar construcciones nuevas y… ¡a dedicar algo de tiempo en el aula para divertirse cantando! Y si de verdad tienes ganas de sumergirte en el uso de la lengua inglesa, una buena representación teatral, donde tendrás que memorizar textos y réplicas y depurar tu pronunciación, es otra actividad muy recomendable.

La cultura resulta una fuente inagotable de entretenimiento y una forma excelente de acostumbrarnos a un nuevo idioma sin aburrirnos, ya que siempre podremos escoger aquellas lecturas o canciones que nos resulten más afines. Y a aquí llegamos a otra actividad excelente, muy usada en las academias de idiomas para lograr que nos familiaricemos con el inglés: el visionado de películas. Analizar fragmentos de sitcoms o incluso ver filmes que ya conocemos, pero en su idioma original, nos ayudará en gran medida a captar las expresiones y a mejorar nuestra pronunciación.

Así que ya lo sabes; ¡aprender inglés no tiene por qué ser en absoluto aburrido!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar